El desarrollo de software local requiere más expertos

Para quienes no conocen el término, escribir o pronunciar la palabra “software” hace pensar en algo muy complejo. Y la verdad es que crear un software no es una tarea sencilla y requiere esfuerzos, pero, paradójicamente, el término define aquellas soluciones que le hacen la vida más sencilla a las empresas y a las personas. Los desarrolladores, es decir, las personas que se inventan esas soluciones, integran en Colombia una industria de 1.800 empresas -15% en Antioquia-, que, según el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, factura $3.4 billones anuales.

En Medellín hay unas 100 desarrolladoras de software. Un gran porcentaje se agrupa en la Red Intersoftware, que promueve la calidad de esta industria, y cuyas empresas generan el 80% del empleo del sector en la región; unos 3.200 puestos.

Logros

Que se pueda hablar de una industria nacional desarrolladora de software, que recibe apoyo institucional a distintos niveles y que crece 16% cada año es, de acuerdo con los empresarios, una de los principales logros. “En Colombia el software ha alcanzado mayores aplicaciones en la industria, los costos de la tecnología se han abaratado y hay más calidad. Eso, en parte, explica los mayores crecimientos”, menciona el gerente de Assis Limitada, Carlos Mario Castrillón.

En Medellín, según Lina Taborda, directora de Intersoftware, la fortaleza es que “se ha consolidado como una región propicia para la innovación y para las industrias basadas en conocimiento”; y ello se refleja en la inversión pública.

Por mejorar

Cautivar y encontrar personal que se quiera dedicar a la industria del software en Colombia es el principal talón de Aquiles para que estas empresas sean mejores. “Aunque hay oferta y oportunidades para capacitar gente en diversas instituciones, cuando uno les hace la prueba para emplearlos el nivel no es el esperado”, indica el gerente de Axiomax, Gabriel Porras. Con su apreciación coincide Castrillón, que además añade que la falta de un segundo idioma también frena el desarrollo de software. “Que ni siquiera tengan conocimiento del inglés técnico limita la información y el acceso a ciertas tecnologías”, expresa.

Retos

Que la ciudad sea capaz de consolidar la estrategia Cluster para el desarrollo de software es el principal reto de esta industria en la región. “A veces la oferta es muy general y alineada con otras instituciones. Se podría pensar en temas de capacitación que eleven el nivel del sector”, menciona el gerente de Assis.

Sobre la calidad, Porras destaca la necesidad de que las empresas locales actúen a la par con el mundo. “A veces desarrollamos software locales que ya son obsoletos en Estados Unidos”, indica.

Taborda dice que otra tarea será prepararse para competir con multinacionales por el poco recurso humano local.

Tomado de http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/E/el_desarrollo_de_software_local_requiere_mas_expertos/el_desarrollo_de_software_local_requiere_mas_expertos.asp.

Colombia apuesta en serio por las ‘apps’: Hay recursos públicos y privados pero falta talento. Conozca quiénes pueden acompañar una buena idea

Apenas un año después de que el Ministerio de las TIC recibiera el premio a las mejores políticas públicas en telecomunicaciones en el Congreso Mundial Móvil, de Barcelona, un grupo de desarrolladores colombianos, de la empresa Efecto Studios, fue noticia en ese evento, gracias al juego Grabbity, elegido como el preferido del público en los Mobile Premier Awards.

Fue precisamente durante el Congreso del 2012 cuando el Ministro de las TIC, Diego Molano Vega, aseguró que Colombia se convertirá “en la capital regional de las aplicaciones” y anunció una partida de 30.000 millones de pesos destinados a capacitar y acompañar a las personas interesadas en incursionar en la industria del desarrollo de apps para dispositivos móviles y fijos.

Cuatro meses después del anuncio, en junio, durante el Campus Party de Bogotá, el Gobierno lanzó oficialmente la iniciativa Apps.co, destinada a consolidar el desarrollo de la industria de las aplicaciones en el país. Apps.co, que ofrece cuatro opciones para ingresar al negocio de las aplicaciones (ver recuadro), ya tiene 20.000 personas en su primera etapa pedagógica, llamada Bootcamps; y de hecho, el 12 de febrero produjo resultados concretos al presentar nueve aplicaciones que buscan la validación del mercado e inversionistas interesados en hacer parte de ellas, dijo Claudia Obando, su directora.

Algunas de esas aplicaciones son: Parkiando, para encontrar estacionamiento; Alestrageo, administrador logístico para tiendas de barrio, y AVA, administra la vigencia de los papeles de los vehículos. “La meta es tener 100 empresas (dedicadas exclusivamente al desarrollo de aplicaciones). Dirán que son pocas, pero es la misma cifra de Silicon Valley”, aseguró Molano Vega la semana pasada. El Mintic, a 2013, no tiene una cifra de las empresas dedicadas exclusivamente al desarrollo de apps , pero en el 2011 calculó 92 que tenían el desarrollo de aplicaciones entre sus áreas de negocio.

El año pasado, el sector de contenidos digitales (no solo aplicaciones) reportó a Proexport 19 millones de dólares en exportaciones, un aumento significativo respecto al 2011, cuando la cifra llegó a 7 millones de dólares.

Aún no existen datos sobre la industria de las apps . Otras apuestas La iniciativa no es exclusivamente pública, también hay otros proyectos como Wayra, de Telefónica, y Ruta N, de la alcaldía de Medellín, EPM y UNE, que si bien están dedicados a la innovación en los campos tecnológico y de Tecnologías de la Información (TI), apoyan la generación de negocios dedicados al mundo digital de las apps .

De hecho, hace tres semanas se realizó el Wayra DemoDay, una rueda de negocios en la que presentaron los ocho proyectos tecnológicos más prometedores de sus ‘apadrinados’, a inversionistas extranjeros de la talla de 500 Startups, ampliamente conocido en el mundo tecnológico.

Aún no se conoce el monto de los negocios acordados, sin embargo, durante la primera versión del Wayra DemoDay los inversionistas colombianos aportaron a los distintos proyectos más de dos millones de dólares, aseguró Carlos Castañeda, director de Wayra Colombia.

Falta preparación Los polos de desarrollo de aplicaciones en Colombia se ubican geográficamente en el siguiente orden: el 50 por ciento se concentra en Bogotá y le siguen Medellín, Bucaramanga, Cali y Barranquilla.

Claudia Obando explicó que uno de los puntos flacos en las regiones es la falta de un segundo idioma y habilidades técnicas de las personas. En efecto, la industria de las aplicaciones en el país experimenta un obstáculo imprevisto: faltan proyectos y personas capacitadas. Por ejemplo, están disponibles los recursos de las regalías destinados para la Locomotora de la Innovación: nada menos que un billón de pesos anual.

Según el Ministro, en este momento cuentan con los dedos de las manos los proyectos presentados en todos los departamentos del país para acceder a ese capital, el cual puede ser aprovechado también por los desarrolladores.

Con el capital disponible, el reto es actualizar los programas académicos y mantenerlos al día con el dinámico sector tecnológico. Así lo está haciendo Ruta N en Medellín, que mantiene un diálogo constante con la academia para satisfacer la creciente demanda de recurso humano capacitado en las TIC.

Las opciones de Apps.co

Son cuatro maneras de vincularse:

  1. Bootcamps
    Son cursos básicos en programación, mediante cursos virtuales y gratuitos.
  2. Ideación
    Es donde se valida la viabilidad de la ‘apps’ en el mercado. Aceleración: para empresas con un año de constitución. Se trabaja el modelo de negocio.
  3. Aceleración
    Apoyo al crecimiento de empresas cuyas ideas de negocio ya sean viables.
  4. Consolidación
    Sirve para que en 14 semanas las empresas adquieran clientes, ajusten su modelo de negocio, consoliden su empresa y se vuelvan sostenibles.

Tomado de http://www.eltiempo.com/tecnologia/actualidad/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-12674390.html.