Estudiantes de Ingeniería de Sistemas, trabajaron en el desarrollo de contenidos web y móviles

Tomado de http://www.autonoma.edu.co/noticias/24-comunidad-uam/3461-estudiantes-de-ingenieria-de-sistemas-trabajaron-en-el-desarrollo-de-contenidos-web-y-moviles.

Estudiantes de octavo semestre de Ingeniería de Sistemas, realizaron las entregas de la presentación del desarrollo de contenido web y móvil de las asignaturas Énfasis Profesional y Proceso de Investigación II, cuyo objetivo fue desarrollar proyectos desde su área del conocimiento, similares al mundo laboral real.

“Se formaron unas ideas muy interesantes y el anteproyecto, los estudiantes aprendieron cómo desarrollar aplicaciones web y móviles, de acuerdo con las tecnologías específicas. Con esas bases ellos desarrollaron aplicaciones, comentó Jorge Iván Meza Martínez, docente de Ciencias Computacionales.

Los proyectos que se entregaron fueron:

  • Ubicación física de libros en Bibliotecas con dispositivos móviles mediante el mapeo de estantes y códigos QR7
    Por: Jorge Galvis Cárdena y Juan Diego Muñoz López
  • Uso del Kinect en el gimnasio para incentivar la realización de ejercicio
    Por: Laura Patricia Aristizabal Zuluaga y Mariluz Bedoya Vásquez
  • Aplicación móvil de uso estudiantil para gestión del conocimiento y los intereses en la Universidad Autónoma de Manizales
    Por: Andrés Mauricio Ruiz Díaz Y Luis Eduardo Ramírez Cunda
  • Sistema de agenda de canal directo Médico – Paciente
    Por: Juan Camilo Velásquez Rivera Y Julián Mauricio Mejía Cardona
  • wikicarpooling: uso colaborativo y seguro de vehiculos particulares
    Por: Juan Diego Díaz Barco
  • Sistema para el control de información suministrada a los usuarios de un museo a través de tecnología beacon
    Por: Ruby Lopez Betancur y Sebastian Noreña Marquez
  • Desarrollo de una aplicación móvil de referencia y ubicación de sitios de interes en universidades
    Por: Andrés Felipe Gómez Molina y Sergio Andrés Salazar Williams
  • Videojuego que permita la interacción de la comunidad universitaria
    Por: Manuel Fernando Serna Posada

Algunos estudiantes comentaron sobre su proyecto:

Ejercicios didácticos por medio de Kinect
Mariluz Bedoya Vásquez y Laura Patricia Aristizábal Zuluaga.

Nos dimos cuenta que en los gimnasios los ejercicios son monótonos y la gente no asiste, entonces investigamos y creamos una rutina de ejercicios por medio de juegos de Kinect


Búsquedas desde el móvil en la Biblioteca
Jorge Galvis Cárdenas y Juan Diego Muñoz López

Se trata de ubicar un libro dentro de la biblioteca a partir de una aplicación móvil, donde una aplicación web les dibuja los stands de la biblioteca y el usuario encuentra los códigos del libro”.

Normalizar la mediocridad

Tomado de http://www.semana.com/opinion/articulo/mediocridad-dinero-edificio-space-opinion-margarita-orozco/361295-3 y escrito por Margarita M. Orozco Arbeláez (@morozcoa).

Hoy que estamos tan indignados por los edificios de apartamentos de 500 millones que se desploman con trabajadores adentro, frente a la vista incrédula de vecinos y propietarios, conviene hacer una reflexión que vaya más allá de la perspectiva del escándalo, que tiene tan poca recordación y vigencia, para concentrarnos en analizar qué hay de fondo en un país donde se normaliza la mediocridad.

Si lo que produjo la caída del edificio fue un problema de cálculo estructural, significa que hubo un ingeniero (o varios) que fallaron en el procedimiento matemático que debía garantizar la seguridad de la construcción. Si la falla se produjo por la mala calidad de los materiales, significa que la empresa constructora (conformada por ingenieros, administradores, arquitectos) no siguió los procedimientos de control de calidad adecuados, o lo que es peor, decidió adrede privilegiar la economía del riesgo sobre el costo de la seguridad.

Finalmente, si el error se produjo por una falla en el terreno, quienes hicieron los estudios de factibilidad de la obra (también ingenieros) no advirtieron la tragedia que podría ocurrir. Una cadena de errores en la cual todos los profesionales, transaron el ingreso monetario y la practicidad por la calidad.

En una sociedad donde los indicadores económicos son sinónimo de éxito, se terminan erosionando ciertos estándares mínimos de excelencia cuyas consecuencias, muchas veces, son más caras que la prometida rentabilidad. La educación es un claro ejemplo, pues el afán por la cobertura y por cumplir con las pautas de la no deserción están llevando a las instituciones a graduar profesionales cuyo cartón excede sus capacidades.

De esta manera, a quienes apelan a la calidad en los colegios o universidades, en lugar de premiarlos se les castiga tildándolos de radicales, tercos y problemáticos. “Si no estamos en Harvard”, se les dice, mientras se les cuestiona ¿Cómo es posible que un estudiante pierda por cinco décimas?, ¿perder el título por plagiar tres líneas?, ¿un cero imposible de recuperar por no asistir a un taller?, ¿que no se le califique el esfuerzo?, ¿que no se gradúe debido a una mala tesis?

En la vida real, por cinco décimas mal calculadas, se cae una estructura o se mata a una persona en una cirugía a corazón abierto. Tres líneas de copia son también el delito de un contrato corrupto y a cualquiera que no asista al lugar de trabajo sin justa causa lo echan por abandono del cargo. En la vida real no cuentan las buenas intenciones. Hay millones de científicos desconocidos en el mundo que quieren encontrar la vacuna contra el VIH, ¿qué hacemos con ellos?, ¿les enviamos caritas felices antes de que la descubran porque de pronto se frustran?, ¿o aceptamos una vacuna inservible para que el investigador sea feliz?

Conseguir políticas de calidad en la educación y en otros procesos tiene un precio. Hay que asumir posturas, hay que luchar contra aquellos que lloran y normalizan la mediocridad y hacen parecer lo que está mal como correcto; hay que pelear contra los poderosos que no quieren perder ni un solo centavo de ganancia; y, sobre todo, hay que dar la batalla contra esta sociedad del mutuo elogio, tan arraigada en Colombia, en la que disentir contra un colega significa una pelea, por lo cual muchos prefieren “hacerse pasito”.

Uno de mis mejores profesores en posgrado me enseñó el valor que tiene la evaluación de los procesos.: “Lo que no se evalúa no se mejora”, me decía. Parece ser que a los colombianos nos disgusta la evaluación porque nos reta, porque pone en evidencia lo mal que estamos. En todo caso, cuando nos demos cuenta de que la calidad es tan necesaria como la plata (que será muy tarde, como es la costumbre) ya no habrá nada más para derrumbar.

* Docente – Investigadora
Centro de Investigación en Comunicación Política (CICP)
Facultad de Comunicación Social – Periodismo
Universidad Externado de Colombia
Twitter: @morozcoa
margaraorozco@yahoo.es

WhatsApp Powered Toy Connects Kids Fighting Cancer To Their Loved Ones

Este es un uso interesante de los sistemas de mensajería instantánea con soporte para voz de manera asíncrona para acercar a los niños enfermos con sus seres queridos mediante la abstracción de objetos inanimados.

Tomado de http://digitalsynopsis.com/advertising/amaral-carvalho-hospital-elo/.

Children suffering from cancer get lonely due to prolonged hospitalisation and treatments that keep them away from their normal routine. To counter their isolation, Amaral Carvalho Hospital and creative agency DM9Rio (Brazil) developed a line of special teddy bears called “ELO” that receive and store audio notes from WhatsApp.

Each child was given a teddy with an exclusive number on which friends and family could send messages anytime. When the children got lonely all they needed to do was press ELO’s hand and the message would be played back. Check it out below.

Kudos to everyone involved in creating this brilliant innovation that’s put a smile on these kids’ faces.

Diez consejos para crear su propio negocio

1. Identifique la necesidad. Los servicios o productos ganadores siempre parten de una necesidad. Antes de pensar en qué línea de negocio se puede ubicar, vale la pena revisar qué falta en el mercado por cubrir.

2. Estudie el mercado. Conocer el mercado ayudará al emprendedor a brindar un producto mucho mejor terminado y más específico en cuanto a la satisfacción de la necesidad de los clientes. Pero sobre todo, le ayudará a pensar en un valor agregado que se convierta en diferenciador.

3. Tome riesgos. Todo proyecto es riesgoso por el simple hecho de existir la posibilidad de perder o de ganar dinero. Atrévase a romper con las estructuras. No tenga miedo de dejar atrás los modelos de negocios ya establecidos, anímese a innovar.

4. No tema al fracaso. Muchos educadores se enfocan en las habilidades y suelen castigar a los jóvenes cuando comenten errores. El miedo a equivocarse hace que las personas limiten sus procesos creativos. Muchos productos exitosos están en el mercado como resultado de un error. ¡Debemos aprender actuando!

5. Revise y lleve control de las cifras. La empresa que perdura lleva un control riguroso de las cifras, de los costos, de las inversiones, de los inventarios y de todos sus estados financieros, que le permite tomar decisiones oportunas y convenientes.

6. Cree redes (networking): El networking es el arte de establecer y saber mantener relaciones, generar confianza, amigos y referidos. Sólo con esto el éxito está asegurado. Esta es la herramienta más efectiva para incrementar nuestros negocios y conseguir cualquier objetivo que se proponga.

7. Busque un mentor. Es importante entrar en contacto con personas que hayan logrado lo que usted desea, o bien estudiar casos de empresarios exitosos.

8. Actualice su conocimiento. El conocimiento da poder y siempre le permite a un emprendedor actuar de manera pronta y eficaz. Por eso, nunca debe dejar el conocimiento de lado, siempre debemos estar actualizando lo que sabemos.

9. Aplique las nuevas tecnologías. El mundo globalizado exige que las empresas permanezcan conectadas con clientes, proveedores, competidores, financiadores y otros actores del mercado, es indispensable el uso de las nuevas tecnologías.

10. Prepárese para los momentos difíciles. Los éxitos tempranos no deben ser una excusa para pensar que ya todo está hecho ni pensar que siempre será así. Se debe estar preparado para los momentos de crisis.

Tomado de: http://www.elespectador.com/noticias/economia/diez-consejos-crear-su-propio-negocio-articulo-474297.

Industria TIC colombiana necesita muchos más ingenieros

El déficit de profesionales en tecnologías es dramático. Hasta gratis es posible estudiar.

En Colombia, al 80 por ciento los profesionales recién egresados de la industria del software y la tecnología les toma menos de un año encontrar trabajo. Ya insertados en el mercado laboral, el 47 por ciento cuenta con ingresos entre dos y cuatro millones de pesos al mes, mientras que más del 20 por ciento gana entre cuatro y siete millones de pesos, según el Ministerio TIC.

Esta industria se da el lujo de crecer a un ritmo superior al del resto de los sectores de la economía, y aumenta su participación en el PIB nacional, además de generar billones de pesos en ventas.

Sin embargo, y en un país en el que cerca del 9 por ciento de la población no tiene empleo, una de las principales problemáticas para el sector del software y TI es la falta de mano de obra.

Albeiro Cuesta, director de Políticas y Desarrollo de TI del Ministerio TIC, estima que al año Colombia necesita graduar 12.000 ingenieros de sistemas. Sin embargo, solo 5.000 nuevos profesionales salen a suplir las necesidades de la industria.

“En Colombia no está clara la diferencia entre un técnico de sistemas, un tecnólogo y un ingeniero, de sus perfiles profesionales y ocupacionales. Por eso las empresas están contratando empleados con el perfil equivocado”, agrega Cuesta.

En tal sentido, el MinTIC calcula que el 85 por ciento de los profesionales relacionados con tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) no cuentan con los conocimientos precisos que requieren las compañías.

Desde este panorama, las profesiones relacionadas con la industria TI parecen necesitar un revolcón. Al menos así lo señalan expertos en la materia, quienes consideran necesaria la participación de la academia, la industria y el Gobierno Nacional.

Sin embargo, el problema no da espera y el déficit de profesionales para la industria del software en el país crece a un ritmo cercano al 5 por ciento cada año.

“En ocasiones, las empresas no conocen la importancia real de la labor del empleado, y ofrecen un salario muy bajo. Igualmente, en algunos casos, por la falta de mano de obra, quienes son expertos en un tema cobran mucho por su trabajo”, explica César Forero, CEO de Sectortic, una empresa dedicada a proveer talento TIC para las compañías.
Otra entidad enfocada en atacar esta problemática es la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones CCIT. Según Alberto Samuel Yohai, presidente del gremio, “estamos liderando la creación de una nueva asociación de facultades de ingenierías asociadas a las TIC para poder moldear los programas académicos y lograr que desde la academia se formen los profesionales precisos a las necesidades de este sector que crece de manera impresionante”.

Opciones de estudio para todos

Desde su orilla, el Gobierno también trata de impulsar a los jóvenes del país para que pongan sus ojos en carreras técnicas y tecnológicas de áreas TI. Una de las más recientes iniciativas que va en esta dirección es la convocatoria Talento Digital, con la que el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) quiere beneficiar a 1.300 estudiantes del país.

La convocatoria, que cierra el jueves 13 de febrero, cuenta con un presupuesto de 9.324 millones de pesos y busca cautivar a jóvenes que quieran cursar carreras técnicas relacionadas con el desarrollo de software y aplicaciones informáticas, gestión de proyectos de TI, control y aseguramiento de calidad en TI, arquitecturas y seguridad en TI, videojuegos, en mercadeo, venta consultiva, comercialización y gestión de ventas en TI.

Uno de los principales beneficios de este programa del MinTIC, que ha favorecido a más de 3.000 estudiantes colombianos, es que los créditos son condonables y cubren hasta el 100 por ciento del valor de la matrícula para los estudiantes que finalicen de forma satisfactoria sus programas académicos.

Según una reciente encuesta de Fedesoft, los tecnólogos solo representan el 4,2 por ciento del total de profesionales de la industria de software, mientras que los técnicos profesionales son apenas el 0,95 por ciento y los técnicos laborales, el 0,48 por ciento. Ante estas cifras, el gremio de empresas del sector asegura que “es posible que exista una oportunidad para los técnicos de satisfacer la demanda de las empresas y de esta forma modificar, en el mediano plazo, la composición de la oferta de talento humano”

Tomado de: http://www.eltiempo.com/tecnologia/actualidad/estudiar-ingenieria-de-sistemas-en-colombia_13480380-4.

Conoce a los 10 Innovadores menores de 35 de Colombia y sus proyectos

MIT Technology Review premió a 10 jóvenes innovadores menores de 35 años en Colombia. Durante el evento se presentó a Daniel Cuartas como Innovador del Año 2013 y María Adelaida Gómez como Innovadora Social. Los 10 ganadores fueron:

MIT-Technology-Review-Innovadores-menores-de-35-Colombia-960x623

  •  Andrés Astaiza (31), quien creó un método para identificar patrones de compra en grandes y pequeños comercios sin intermediación humana
  • Daniel Cuartas (27), quien diseñó un seguidor de pupila que ayuda a personas con movilidad reducida a controlar su entorno
  • David de los Ríos (26), quien diseñó un sistema para transformar lodos papeleros en bloques de construcción ecológicos
  • Juan Pablo Reyes (31), quien integró mecánicas musicales en un videojuego de acción para potenciar la experiencia del usuario
  • Laura Parra (24), quien desarrolló un sistema de sensores asociados a videojuegos para mejorar la rehabilitación de niños con problemas motrices
  • María Adelaida Gómez (34), ideó un enfoque multifactorial para predecir la efectividad de los fármacos contra la Leishmania
  • Mauricio Giraldo (32), creó un carenado de fibra de vidrio que mejora la eficiencia energética de trenes de metro ya existentes
  • Mauricio Hoyos (29), creó una red electrónica de pagos y cobros para personas no bancarizadas y de escasos recursos
  • Miguel Borbón (31), diseñó una turbina que aprovecha la corriente de los ríos para llevar luz a pequeños pueblos aislados
  • Santiago Villegas (29), creó una red social ciudadana para denunciar delitos de forma rápida y segura

Radiografía de la industria colombiana del ‘software’

Crecen las ventas. Déficit de mano de obra calificada y ausencia de mayor financiación, los retos.

Situación laboral profesionales del software en Colombia

La industria del software en Colombia vive años de bonanza. Sus ventas vienen creciendo de a dos dígitos en los últimos años, y aumenta su importancia dentro de las cuentas del PIB. Ya alcanza exportaciones con un ritmo que supera al resto de la economía.

Solo en el 2013, la expectativa de ventas ronda los cinco billones de pesos, con un crecimiento superior al 20 por ciento frente al año anterior, lo que lo ubica como uno de los sectores bandera dentro de la criticada locomotora de la innovación.

El más reciente informe del sector, elaborado por la Federación Colombiana de la Industria del Software (Fedesoft), muestra que los ingresos de las empresas de esta rama de la economía han aumentado en los últimos cinco años su participación en el PIB en 0,6 puntos hasta alcanzar el 1,7 por ciento en el 2012.

Por el lado de las exportaciones, la industria ha visto cómo dicha cifra aumenta de forma constante durante los últimos cinco años. En el 2012, “las exportaciones crecieron un 11 por ciento, número mayor comparado con el registrado para el resto de la economía”, según un informe elaborado por Fedesoft.

Otro de los frentes en los que las empresas del sector de software en Colombia dan la pelea es contra la piratería. Actualmente el país aparece como uno de aquellos con menor tasa de este delito en Latinoamérica (53 por ciento).

Los resultados revelan un avance en la tarea de legalizar el uso de software en el país. Muestra de ello es que durante los últimos seis años en Colombia se ha reducido la tasa de piratería a razón de dos puntos porcentuales por año.

Juan Pablo Consuegra, director de Mercadeo y Operaciones de Negocio de Microsoft Colombia, espera que, con las estrategias del Gobierno Nacional y la industria, la reducción mantenga un ritmo de al menos un punto porcentual por año.

Hay que romper barreras

Sin embargo, no todo es color de rosa para el sector de software en Colombia. Problemáticas como la falta de fuerza laboral y las barreras en materia de financiamiento se han convertido en algunos de los principales dolores de cabeza que aquejan a las empresas de la industria.

Cifras de Fedesoft muestran que entre el 2011 y agosto del 2013 las empresas del sector recibieron créditos de Bancóldex por 238.807 millones de pesos. Suma que para la agremiación representa “un porcentaje ínfimo” si se compara con el acumulado de créditos asignados al total de sectores de la economía (siete billones de pesos, solo en el 2013).

La principal limitante para las empresas del sector a la hora de financiar sus proyectos es la falta de activos fijos que puedan servir como garantía ante el sistema financiero.

“No puede olvidarse que las empresas del sector son intensivas en mano de obra calificada, y sus activos están representados en el software desarrollado”, explica Fedesoft.

Otra gran problemática es la falta de talento. A pesar de que en el país el desempleo aqueja al menos al 9 por ciento de la población, para las empresas del sector la realidad es otra. De acuerdo con Paola Restrepo, la falta de personal calificado se ha convertido en uno de los obstáculos que han impedido un mayor crecimiento de la industria en el país durante los últimos años. De la mano con gremios como la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones, CCIT, se abordará este reto. El déficit (ver recuadro) seguirá creciendo si no se toman acciones.

Faltan profesionales en America Latina

La escasez de mano de obra es también un problema que aqueja al sector de software en Latinoamérica, por lo que importar profesionales no es una solución. A este panorama deben enfrentarse las compañías mediante el diseño de alternativas que incentiven a más jóvenes a estudiar carreras como ingeniería de sistemas. “Tenemos que velar para que los profesionales salgan con los requerimientos que necesita la industria. Este es uno de los sectores que se pueden dar el lujo de que cada profesional salga de estudiar y tenga trabajo”, agregó Paola Restrepo, presidenta de Fedesoft.

Según un estudio del Mineducación, el 78 por ciento de los egresados de la educación superior se insertó en el mercado laboral antes de un año; mientras que en una encuesta realizada en el sector de software el porcentaje de profesionales que encontraron trabajo en el mismo periodo de tiempo fue de 91 por ciento.

Tomado de: http://www.eltiempo.com/tecnologia/telecomunicaciones/asi-esta-la-indistria-del-software-en-colombia_13421075-4