Estudiantes de Ingeniería de Sistemas, trabajaron en el desarrollo de contenidos web y móviles

Tomado de http://www.autonoma.edu.co/noticias/24-comunidad-uam/3461-estudiantes-de-ingenieria-de-sistemas-trabajaron-en-el-desarrollo-de-contenidos-web-y-moviles.

Estudiantes de octavo semestre de Ingeniería de Sistemas, realizaron las entregas de la presentación del desarrollo de contenido web y móvil de las asignaturas Énfasis Profesional y Proceso de Investigación II, cuyo objetivo fue desarrollar proyectos desde su área del conocimiento, similares al mundo laboral real.

“Se formaron unas ideas muy interesantes y el anteproyecto, los estudiantes aprendieron cómo desarrollar aplicaciones web y móviles, de acuerdo con las tecnologías específicas. Con esas bases ellos desarrollaron aplicaciones, comentó Jorge Iván Meza Martínez, docente de Ciencias Computacionales.

Los proyectos que se entregaron fueron:

  • Ubicación física de libros en Bibliotecas con dispositivos móviles mediante el mapeo de estantes y códigos QR7
    Por: Jorge Galvis Cárdena y Juan Diego Muñoz López
  • Uso del Kinect en el gimnasio para incentivar la realización de ejercicio
    Por: Laura Patricia Aristizabal Zuluaga y Mariluz Bedoya Vásquez
  • Aplicación móvil de uso estudiantil para gestión del conocimiento y los intereses en la Universidad Autónoma de Manizales
    Por: Andrés Mauricio Ruiz Díaz Y Luis Eduardo Ramírez Cunda
  • Sistema de agenda de canal directo Médico – Paciente
    Por: Juan Camilo Velásquez Rivera Y Julián Mauricio Mejía Cardona
  • wikicarpooling: uso colaborativo y seguro de vehiculos particulares
    Por: Juan Diego Díaz Barco
  • Sistema para el control de información suministrada a los usuarios de un museo a través de tecnología beacon
    Por: Ruby Lopez Betancur y Sebastian Noreña Marquez
  • Desarrollo de una aplicación móvil de referencia y ubicación de sitios de interes en universidades
    Por: Andrés Felipe Gómez Molina y Sergio Andrés Salazar Williams
  • Videojuego que permita la interacción de la comunidad universitaria
    Por: Manuel Fernando Serna Posada

Algunos estudiantes comentaron sobre su proyecto:

Ejercicios didácticos por medio de Kinect
Mariluz Bedoya Vásquez y Laura Patricia Aristizábal Zuluaga.

Nos dimos cuenta que en los gimnasios los ejercicios son monótonos y la gente no asiste, entonces investigamos y creamos una rutina de ejercicios por medio de juegos de Kinect


Búsquedas desde el móvil en la Biblioteca
Jorge Galvis Cárdenas y Juan Diego Muñoz López

Se trata de ubicar un libro dentro de la biblioteca a partir de una aplicación móvil, donde una aplicación web les dibuja los stands de la biblioteca y el usuario encuentra los códigos del libro”.

Menos emprendimiento. Más innovación tecnológica.

Escrito por Alex Torrenegra, tomado de http://www.dinero.com/emprendimiento/articulo/menos-emprendimiento-mas-innovacion-tecnologica-por-alex-torrenegra/225107.

Nuestra economía todavía depende de la explotación de nuestros recursos naturales. Esto debe cambiar. Colombia solo mejorará su estatus en la escena mundial si podemos pasar a ser una economía que depende de lo que su gente tiene en la cabeza en vez de depender de lo que hay debajo de sus zapatos. Debemos convertirnos en una economía de servicios. Para conseguirlo, es necesario innovar y hacerlo a escala global.

Como la mayoría de los niños colombianos, crecí como consumidor. Me enseñaron que las cosas hechas en el país eran de mala calidad y que lo bueno venía del exterior. Durante años, vi gente a mi alrededor consumiendo marcas extranjeras todos los días: películas, autos, ropa, electrodomésticos, alimentos, música. Desafortunadamente, no aprendí cómo crear cosas para que otros las consumieran. Y con razón. ¿Para qué molestarse en crear algo en Colombia cuando en el exterior lo hacen mejor? Romper ese paradigma no fue fácil. Me tomó varios años darme cuenta de que podía ser innovador y muchos más para llegar a innovar realmente en algo.

Afortunadamente, los jóvenes de hoy tienen más de donde sacar inspiración. El gobierno está invirtiendo bastante en promover el espíritu emprendedor en el área de la tecnología. Sin embargo, se centra más en el espíritu emprendedor y no lo suficiente en el aspecto tecnológico. Esto es un problema, no solo porque Colombia tiene ya un gran espíritu emprendedor, sino porque a las economías más emprendedoras del mundo no les está yendo tan bien. Uganda es el país más emprendedor del mundo, con un 28,1% de empresarios entre su población. Lo siguen Tailandia, con 16,7%, y Brasil, con 13,8%. Cuando hablamos de tecnología e innovación, el espíritu emprendedor por sí solo no es suficiente. Necesita algo más. El emprendimiento es un medio, no un fin. La innovación en tecnología debe venir primero. El espíritu emprendedor permite maximizar el impacto de la innovación en tecnología. Me hice empresario a los catorce años, no porque deseara ser empresario, sino porque quería una computadora. Quería tener acceso a la tecnología. El espíritu emprendedor, para mí, era un medio para alcanzar un fin. Desde entonces, cada peso que he ganado lo he reinvertido en tecnología. Thomas Alva Edison dijo alguna vez: “mi propósito principal en la vida es ganar suficiente dinero para crear cada vez más invenciones”. El éxito empresarial y económico de Silicon Valley, Corea del Sur e Israel comenzó con una educación centrada en la tecnología y la innovación. Pero ese es un plan a largo plazo. Silicon Valley comenzó en 1938, el Milagro en el río Han lo hizo en 1960 y la Startup Nation empezó con Technion en 1912.

Convertirse en una economía basada en los recursos intelectuales de su población, si bien no es imposible, tampoco será fácil. Estos son algunos de los primeros pasos que debemos dar:

Primero, pensemos en términos globales. La innovación centrada en las particularidades locales rara vez puede llevarse a otros lugares del planeta. Las manifestaciones más reconocidas de la tecnología, ya sean aplicaciones, equipos de hardware, transportes, etc., son iguales en todo el mundo. Las innovaciones con un enfoque local se ven condenadas generalmente a perder la carrera contra aquellas que tienen un alcance global. Piensen en Despegar.com, una empresa dedicada al mercado latinoamericano, en comparación con Booking.com, abierta al mercado mundial. Algo similar ocurre entre Uber y los servicios de taxi convencionales. La economía de escala tiene mucho que ver: El trabajo de un ingeniero que desarrolla una aplicación para taxis local afectará, máximo, a 50 millones de colombianos. El trabajo de un ingeniero que trabaja para Uber afectará a más de mil millones de personas. La innovación local puede llegar a funcionar, como es el caso de Viva Real, una compañía en la que invertimos. Pero no es así la mayoría de las veces. Afortunadamente, esto está cambiando. Hay compañías como Torre y Senseta que están creando tecnología con un enfoque global desde Colombia. No hay excusa para no pensar en una escala global. De hecho, hoy es más fácil que un colombiano funde una compañía y comience a recibir pagos con tarjeta de crédito desde fuera de Colombia que desde adentro. ¡Casi diez veces más fácil y cien veces más rápido! Debemos dejar de limitar nuestros sueños a las fronteras imaginarias que los próceres de nuestras naciones fijaron durante los últimos 200 años.

En segundo lugar, aprovechemos los fracasos. Hay que cometer muchos errores para lograr hacer algo bien. La innovación en general es similar a la investigación científica en un laboratorio: hay que experimentar con centenares de combinaciones químicas antes de conseguir una innovación que tenga potencial para su aplicación. Es necesario repetir el ciclo una y otra vez hasta encontrar la que funciona. La innovación depende de la capacidad de cometer errores y aprender de ellos sistemáticamente. Nuestra cultura desprecia el fracaso, mientras que otras lo respetan. Debemos recordar que por cada compañía exitosa que entra en el mercado colombiano, ya sea Uber, Toyota o Coca-Cola, ha habido centenares de otras que lo han intentado y han fallado. Como consumidores en Colombia, solamente vemos los éxitos. La innovación no es fácil.

Por último, dejemos de culpar a los demás. Dejemos de culpar al gobierno. La economía global en la que vivimos hoy nos permite hacer negocios desde donde sea y con quien sea. Si no estás de acuerdo con las políticas de tu gobierno, haz negocios desde otra parte. Entre menos se involucre el gobierno, mejor. Luego, dejemos de culpar a las universidades. Las universidades forman profesionales para suplir la demanda de las empresas locales. Además, la mejor educación se encuentra actualmente en Internet. ¿Deseas aprender del principal experto en un tema particular? Búscalo en Internet. Allí encontrarás todo lo que necesitas saber. Puedes incluso encontrar algunos expertos dispuestos a servirte de mentores.

¿Sabes a quién hay que culpar? A cada. Uno. De. Nosotros. Punto. No creemos ser lo suficientemente buenos, pero lo somos. No hay que ser un genio, solo hay que tener una inteligencia un tanto por encima del promedio. ¿Y, adivina qué? el 50% de los seres humanos está por encima del promedio. El mundo está a tu alcance. Deja de consumir. Empieza a crear. Piensa en grande. Conviértete en una eminencia en algo. Deja de sentirte como un ciudadano de segunda clase en el mundo. Puedes creer que lo que hagas cambiará la historia, o no. Creas lo que creas, terminarás por darte la razón.

Normalizar la mediocridad

Tomado de http://www.semana.com/opinion/articulo/mediocridad-dinero-edificio-space-opinion-margarita-orozco/361295-3 y escrito por Margarita M. Orozco Arbeláez (@morozcoa).

Hoy que estamos tan indignados por los edificios de apartamentos de 500 millones que se desploman con trabajadores adentro, frente a la vista incrédula de vecinos y propietarios, conviene hacer una reflexión que vaya más allá de la perspectiva del escándalo, que tiene tan poca recordación y vigencia, para concentrarnos en analizar qué hay de fondo en un país donde se normaliza la mediocridad.

Si lo que produjo la caída del edificio fue un problema de cálculo estructural, significa que hubo un ingeniero (o varios) que fallaron en el procedimiento matemático que debía garantizar la seguridad de la construcción. Si la falla se produjo por la mala calidad de los materiales, significa que la empresa constructora (conformada por ingenieros, administradores, arquitectos) no siguió los procedimientos de control de calidad adecuados, o lo que es peor, decidió adrede privilegiar la economía del riesgo sobre el costo de la seguridad.

Finalmente, si el error se produjo por una falla en el terreno, quienes hicieron los estudios de factibilidad de la obra (también ingenieros) no advirtieron la tragedia que podría ocurrir. Una cadena de errores en la cual todos los profesionales, transaron el ingreso monetario y la practicidad por la calidad.

En una sociedad donde los indicadores económicos son sinónimo de éxito, se terminan erosionando ciertos estándares mínimos de excelencia cuyas consecuencias, muchas veces, son más caras que la prometida rentabilidad. La educación es un claro ejemplo, pues el afán por la cobertura y por cumplir con las pautas de la no deserción están llevando a las instituciones a graduar profesionales cuyo cartón excede sus capacidades.

De esta manera, a quienes apelan a la calidad en los colegios o universidades, en lugar de premiarlos se les castiga tildándolos de radicales, tercos y problemáticos. “Si no estamos en Harvard”, se les dice, mientras se les cuestiona ¿Cómo es posible que un estudiante pierda por cinco décimas?, ¿perder el título por plagiar tres líneas?, ¿un cero imposible de recuperar por no asistir a un taller?, ¿que no se le califique el esfuerzo?, ¿que no se gradúe debido a una mala tesis?

En la vida real, por cinco décimas mal calculadas, se cae una estructura o se mata a una persona en una cirugía a corazón abierto. Tres líneas de copia son también el delito de un contrato corrupto y a cualquiera que no asista al lugar de trabajo sin justa causa lo echan por abandono del cargo. En la vida real no cuentan las buenas intenciones. Hay millones de científicos desconocidos en el mundo que quieren encontrar la vacuna contra el VIH, ¿qué hacemos con ellos?, ¿les enviamos caritas felices antes de que la descubran porque de pronto se frustran?, ¿o aceptamos una vacuna inservible para que el investigador sea feliz?

Conseguir políticas de calidad en la educación y en otros procesos tiene un precio. Hay que asumir posturas, hay que luchar contra aquellos que lloran y normalizan la mediocridad y hacen parecer lo que está mal como correcto; hay que pelear contra los poderosos que no quieren perder ni un solo centavo de ganancia; y, sobre todo, hay que dar la batalla contra esta sociedad del mutuo elogio, tan arraigada en Colombia, en la que disentir contra un colega significa una pelea, por lo cual muchos prefieren “hacerse pasito”.

Uno de mis mejores profesores en posgrado me enseñó el valor que tiene la evaluación de los procesos.: “Lo que no se evalúa no se mejora”, me decía. Parece ser que a los colombianos nos disgusta la evaluación porque nos reta, porque pone en evidencia lo mal que estamos. En todo caso, cuando nos demos cuenta de que la calidad es tan necesaria como la plata (que será muy tarde, como es la costumbre) ya no habrá nada más para derrumbar.

* Docente – Investigadora
Centro de Investigación en Comunicación Política (CICP)
Facultad de Comunicación Social – Periodismo
Universidad Externado de Colombia
Twitter: @morozcoa
margaraorozco@yahoo.es

WhatsApp Powered Toy Connects Kids Fighting Cancer To Their Loved Ones

Este es un uso interesante de los sistemas de mensajería instantánea con soporte para voz de manera asíncrona para acercar a los niños enfermos con sus seres queridos mediante la abstracción de objetos inanimados.

Tomado de http://digitalsynopsis.com/advertising/amaral-carvalho-hospital-elo/.

Children suffering from cancer get lonely due to prolonged hospitalisation and treatments that keep them away from their normal routine. To counter their isolation, Amaral Carvalho Hospital and creative agency DM9Rio (Brazil) developed a line of special teddy bears called “ELO” that receive and store audio notes from WhatsApp.

Each child was given a teddy with an exclusive number on which friends and family could send messages anytime. When the children got lonely all they needed to do was press ELO’s hand and the message would be played back. Check it out below.

Kudos to everyone involved in creating this brilliant innovation that’s put a smile on these kids’ faces.

Enlaces introductorios de jQueryMobile

Sitio web
http://jquerymobile.com/

Demostración de widgets con su código fuente
http://jquerymobile.com/demos/

Descarga (zip completo)
http://jquerymobile.com/download/

Descarga (paquete personalizado)
http://jquerymobile.com/download-builder/

Documentación del API
http://api.jquerymobile.com/

Galería de aplicaciones desarrolladas con jQueryMobile
http://www.jqmgallery.com/

Editor de temas (Theme Roller)
http://themeroller.jquerymobile.com/

Recursos (libros, herramientas, extensiones, etc.)
http://jquerymobile.com/resources/

Tutorial de jQueryMobile en w3schools
http://www.w3schools.com/jquerymobile/

Experimentando con Intel XDK para el desarrollo de aplicaciones móviles

Los integrantes del semillero para el desarrollo de aplicaciones móviles estuvieron experimentando con Intel XDK como ambiente para el desarrollo rápido de aplicaciones móviles híbridas.  Este paquete integra de manera interesante herramientas para el diseño de las interfaces, escritura del código, emulación, pruebas y depuración, así como la construcción de las aplicaciones nativas en la nube de Intel.  Este software es compatible con los frameworks de jQueryMobile, TopCoat y appFramework este último también de Intel.

A pesar de lo idóneo de la herramienta se decidió no utilizarla por el momento debido a que durante la experimentación se encontró que esta se encuentra aún inestable para su uso en producción, teniéndose múltiples cierres abruptos y comportamientos inesperados.  Se planea volver a revisar esta herramienta mas adelante esperando que estos problemas hayan sido resueltos.

Para experimentar con la herramienta los integrantes del semillero desarrollaron dos aplicaciones: una de contenido estático simulando una aplicación móvil informativa para un evento y otra un poco mas dinámica (con Javascript) simulando el comportamiento del jueguete la Bola Mágica 8.

A continuación se pueden apreciar las imágenes de las aplicaciones desarrolladas por los integrantes del semillero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Encuentro Nacional Sistemas y Telecomunicaciones

El 2 y 3 de octubre se llevará a cabo el Tercer Encuentro Nacional de Sistemas y Telecomunicaciones, en la Universidad Católica de Pereira, con el tema “Internet de las Cosas”.

volante-con-inscripcionLa Universidad Autónoma de Manizales participará con una ponencia, un póster y con un grupo de asistentes. Si te interesa ser parte de los asistentes, comunícate sin tardanza con la coordinación del programa.

Para mas información consultar el sitio web del evento.

Cuarto Encuentro Regional de Semilleros de Investigación

Durante los días 22 y 23 de octubre se realizará el IV Encuentro Regional de Semilleros de Investigación en las instalaciones de la Universidad Libre seccional Pereira de la misma ciudad.

En este evento se presentarán los proyectos seleccionados en las ciudades del Eje Cafetero y el Valle del Cauca.  El programa de Ingeniería de Sistemas de la Universidad Autónoma de Manizales participa con las ponencias de dos estudiantes, uno perteneciente al grupo de Móviles y otro al grupo de Inteligencia Artificial.

Mas información: http://www.autonoma.edu.co/investigacion/noticias-investigacion/622-cuarto-encuentro-regional-de-semilleros-de-investigacion

Out in the Open: Build Your Own Siri With This Free Code

AlekaGurel_JasperShoot-9073-660x440

In the Iron Man movies, Tony Stark uses a voice-controlled computer assistant called J.A.R.V.I.S. It manages the lights and security system in his home, helps him pilot his Iron Man suits, and even assists with his research. Some of this is still very much in the realm of science fiction, but not all of it. Inspired by the Iron Man movies, two Princeton students have built a J.A.R.V.I.S. for the real world.

“That was even the initial project name — ‘J.A.R.V.I.S.’ — until we decided that it was too unoriginal,” says one of the project’s creators, Charles Marsh. Instead, they now call it Jasper.

It’s like Siri, but instead of running on your smartphone, it operates from a small, stand-alone unit with a microphone and an internet connection

No, Jasper isn’t as sophisticated as its science fictional inspiration. It’s more like Siri or Google Now, but instead of running on your smartphone, it operates from a small, stand-alone unit with a microphone and an internet connection. And it’s open source, meaning anyone can take the designs and build their own and modify it as need be.

Jasper acts as an “always on” system. When you say its name, it will respond with a beep indicating that’s it’s ready for instructions. So far, it can do things like tell you whether you have new Facebook notifications or Gmail messages, play songs from Spotify and, of course, tell you what the weather is like. It also offers a developer interface that lets outside programmers add new tools that can be triggered by additional keywords.

Marsh built the tool alongside a fellow Princeton student named Shubhro Saha. Most of the development happened over the summer, while Marsh was interning at Microsoft in Seattle and Saha at an online advertising outfit AppNexus in New York City. “Every night after work, we’d hold a Google Hangout to discuss design decisions, bugs, TODOs, and everything else we needed to get done,” Marsh remembers.

But like most open source projects, Jasper stands on the shoulders of existing open source code. Much of the voice recognition system, for example, is built on CMUSphinx, CMUCLTK and Phonetisaurus. “We saw Jasper as a great way to show developers what’s possible within the realm of open source,” he says. “We were amazed by how far we could get with these free, open solutions, and we wanted others to be similarly inspired.”

If you’re inspired, one option is to help the two expand the reach of Jasper. You can build your own with little more than a Raspberry Pi mini-computer, a speaker, and a microphone. Jasper’s source code has only been out for a day, but Marsh says they’ve already heard from several developers interested in building on top of it. “One individual mentioned that he was looking into powering his entire home with Jasper after wiring it with microphones,” he says. “Another asked us about automating vehicles in his factory with Jasper-powered voice control. Another even mentioned using Jasper in the classroom as a tool to teach kids about programming.”

For the time being, Marsh says, he and Saha have no plans to build a business around the tool. They simply wants others to join in. “When we were planning out the Jasper vision, what we really saw was a platform for hackers: its beauty lay in its extensibility,” he explains. “Nothing excited us more than to see what other programmers could do with the device.” Such is the beauty of open source.

Tomado de http://www.wired.com/2014/04/out-in-the-open-jasper/.